23 jul. 2011

Te ofrezco mi mirada no es mucho pero tampoco es nada. Quizás la necesites más que yo cuando pienses en mi. Te ofrezco las razones que tengo de escribir estas canciones que son el argumento de lo que ahora siento al decir… Que te ofrezco sin mal ni medidas mi mareo, mi calma, mi risa, mi ocaso mi manera de curar las heridas mi pasión, razón es que estas en mi corazón. Por eso vengo a ofrecerte lo que vivo lo que ando,  que ves, lo que soy agarra fuerte mi mano que también te la doy. Te ofrezco la historieta en la que cuento todas mis aventuras. Te ofrezco mis locuras y las que quedan por dibujar. Te ofrezco mi cabeza con las ideas desde que nací, incluso mi memoria para que siempre recuerdes así. Que te ofrezco sin mal ni medidas mi mareo, mi calma, mi risa, mi ocaso mi manera de curar las heridas mi pasión, mi razón es que estas en mi corazón-